Almería Avanza lamenta que el Ayuntamiento no haya puesto en marcha los huertos urbanos en El Solanillo

El portavoz roquetero, Pepe Montoya, pide también la remodelación de las únicas pistas de fútbol del barrio antes de que sean irrecuperables

Almería Avanza ha preguntado esta mañana por la situación en la que se encuentra la solicitud de cesión gratuita por parte del Ayuntamiento a la Consejería de Agricultura en junio de 2021 de unos terrenos en El Solanillo para crear unos huertos sociales y urbanos, una medida que volvió a estar de actualidad en abril de 2022, con la intención de construir un total de 249 huertos y que, sin embargo, no se han vuelto a tener noticias sobre este proyecto.

La formación municipal ha pedido al equipo de Gobierno conocer si se ha tenido contestación por parte de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía sobre esa cesión gratuita o la adquisición de esos terrenos en la zona de El Solanillo, así como saber si siguen manteniendo la intención de apostar por los huertos urbanos en el municipio.

“Desde Almería Avanza vemos que no se está luchando por esta propuesta positiva para el Solanillo pese a la buena sintonía ya manifestada por el equipo de Gobierno con la actual Junta de Andalucía” ha lamentado su portavoz, Pepe Montoya, que también ha incidido en que esta medida convertiría en un referente el Solanillo en este tipo de acciones que pueden ir destinadas a realizar diversas actividades para distintos colectivos del municipio, como estudiantes de los centros educativos del municipio, personas de la tercera edad o personas con discapacidad. “Estos huertos pueden servir para fomentar labores de pedagogía ambiental y agricultura, la protección del medioambiente, el trabajo en equipo, así como servir de un punto de encuentro, ayudando a combatir la soledad no deseada”, ha explicado el edil.

En la misma ubicación en la que estaba previsto construir estos huertos sociales se encuentran las únicas pistas de fútbol de El Solanillo, unas instalaciones que, según Montoya, “se están dejando morir”, por lo que también solicitan tareas de mantenimiento para que puedan ser utilizadas por la gente joven del barrio.